miércoles, 22 de octubre de 2014

MATERNIDAD Y CRIANZA: PASÓ LA CUARENTENA

¿Y ahora qué?
 
Se supone que ya no soy puérpera,
que ya estoy lista para volver a tener relaciones sexuales,
que vuelvo a estar preparada para mi vida social
(debo maquillarme, depilarme, ir a la peluquería, estar mona)
...
y un largo etcétera de imposiciones sociales
que tengo que escuchar.
 
Tengo que volver al mundo,
a la vida que tenía antes de tener a mi bebé...
Tengo que producir y no quedarme anclada,
porque sino la vida pasará y yo me la perderé
y cuando mis hijos crezcan me arrepentiré de no haber seguido el ritmo...
 
Un ritmo que marca la sociedad,
que marcan los demás.
 
¡Pues no!
El puerperio, mi puerperio durará mientras dure la crianza de mis tres hijos.
Hasta que mi cuerpo y mi mente estén listos para poder seguir el ritmo,
iba a decir, para volver a ser como eran antes del embarazo,
pero ni mi mente ni mi cuerpo volverán a ser igual...
(aunque sea mi tercer hijo)
El tiempo que necesite... para poder llevar un ritmo, sea cual sea.
 
Y en mi caso ese ritmo lo marca mi bebé,
junto con sus hermanos, claro.
 
Y yo me adapto...
 
Y yo lo acepto...
 
Y yo  me dejo llevar por la crianza.
 
Y yo no me quiero perder ni un minuto de su crecimiento.
Porque luego será tarde.
 
Cuando crezcan, tal vez alguien piense que me he quedado atrás...
Pero atrás, ¿en qué?
 
Yo sigo creciendo y aprendiendo como persona,
¡y me queda tanto que aprender...!

Porque:

 
 
Y para eso he elegido a los mejores maestros,
mis hijos
y junto a ellos seguiré mi puerperio.
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario