martes, 4 de agosto de 2015

CRIANZA: AMAMANTAR Y TRABAJAR "convierte una historia de miedo en conciliación real"

Hoy traigo 3 TIPS para una conciliación laboral y familiar real.



***
Hace mucho que quiero escribir sobre este tema
 y ahora el blog de El alma y la lactancia al descubierto me brinda esta oportunidad 
a través de un Carnaval bloguero, con el tema "Amamantar y trabajar",
en esta Semana Mundial de la Lactancia Materna (2015)

 
 
 
 
 Me parece un tema muy interesante, pero ahora más, ya que estamos en año de elecciones
y los políticos se llenan la boca intentando hacernos creer a las madres
 que están buscando y ofreciendo una conciliación real.
 
¿Y tú qué crees al respecto?

Foto de 2011 (fiesta de Halloween en la ludoteca que regentaba):
Dando teta en el fular y trabajando.
 
***
 
Dado que mi maternidad va a cumplir 10 años
(es decir que llevo 10 años siendo madre )
y todavía no he visto ninguna evolución al respecto (en estos 10 añitos),
salvo mi propia evolución personal,
en los que he tenido 3 hijos,
a los que he amamantado según la situación que me tocaba vivir en ese momento.

Mi opinión personal es  que trabajar y amamantar,
tal y como está planteada la sociedad actualmente,
puede llegar a ser una auténtica historia de miedo, una utopía, una misión imposible,
o por lo menos bastante, bastante complicada (aunque SÍ SE PUEDE).
 
 Primero, ¿qué entendemos por "trabajar"?
Realizar un servicio remunerado por cuenta propia o por cuenta ajena.
La palabra clave, aquí, es remunerado.
 
Lo que hacemos las madres en nuestra casa, no es trabajo, o no es considerado como tal,
pero ese es otro tema...

Segundo, cuando se habla de "amamantar y trabajar", suele referirse
 a amamantar cuando la madre vuelve al trabajo que  tenía antes de tener al bebé,
normalmente a las 16 semanas de vida de éste
(lo que dura la baja de maternidad en España),
como mucho, algunas madres vuelven a los 5 meses,
porque han conseguido unir a la baja, los días de vacaciones y de lactancia.
Y luego, están las que vuelven después de un año o dos de excedencia.
Y por último, las excepciones, que no volvemos nunca,
porque no queremos
(que no es lo mismo que que seamos ricas
y que suerte que tenemos
 que nos lo podemos permitir;
 porque para tomar esa decisión
 hemos decidido renunciar a muchas otras cosas)

Foto de 2012 (Rueda de prensa en la que anunciábamos un acto benéfico)
Dando teta y trabajando
 (el en blog https://mamisbichosysitiosbonitos.wordpress.com/tag/rueda-de-prensa/ 
tienes la entrada completa a la que pertenece esta foto)

***
 
Poder amamantar a su bebé en el trabajo debería ser un derecho para la madre trabajadora
(tenga el bebé el tiempo que tenga, por lo menos los 2 años que recomienda la OMS),
pero por cuenta ajena es complicado, hoy en día, dadas las largas jornadas,
y por cuenta propia, resulta extraño
(dependiendo del trabajo resultará más o menos extraño,
no es lo mismo que la mamá sea autónoma en una tienda que en una ludoteca).
 
Como yo lo veo, es un tema que los políticos de turno deberían estudiar,
y tomarse muy en serio
mientras tanto,
me  centraré en la multitud de madres que están empezando a abrir los ojos,
y están tomando la decisión de quedarse en casa,
lo que no significa que no trabajen (como mucha gente cree, que ni cobra ni cotiza).
 
¡No!
 
son una multitud de madres coraje que han decidido tomar las riendas de su vida,
 y han decidido trabajar en lo que les gusta, desde casa (o no), pero con sus bebés cerca de ellas,
y quieren convertir una autentica historia de miedo
(que es lo que tenemos en el panorama laboral) en conciliación real...

Si eres una de esas madres, estos 3 tips son para ti:
 
1.-   USA UN PORTABEBÉ RESPETUOSO (es decir, ergonómico)
 porque tu bebé tendrá sus necesidades físicas  y emocionales cubiertas
(pecho y calorcito de mamá unido a la atención de mamá)
y estará muy feliz y agustito, se dormirá
 y tú podrás trabajar.
 
2.- ACOSTUMBRA A TU BEBÉ AL PECHO, Y DALE A DEMANDA
así estará demasiado tranquilo y tú podrás trabajar
 
3.-  DUERME CON TU BEBÉ
ya que descansaréis los dos más y tú estarás más lúcida,
no tendrás sueño por haberte tenido que levantar 3 veces para dar biberón,
y tendrás más horas para trabajar

 
***

Y tú,
¿ya decidiste si quieres trabajar con tu bebé? ¿o prefieres volver a la rutina de tu trabajo?

4 comentarios:

  1. Hola guapa!!
    he elegido este post en mi selección semanal de blogs favoritos "Especial Semana Mundial de Lactancia Materna".
    http://www.maternidadcontinuum.com/2015/08/mis-blogs-favoritos-de-maternidad-3-9-agosto-2015/
    Creo que tiene información muy útil y que cuanta más gente la lea mucho mejor :)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar, nos fuimos de vacaciones y acabo de reenganchar el blog. Me hace mucha ilusion tu selección, un abrazo!

      Eliminar
  2. Pues este tema está de moda... Más de moda.... Desde ayer

    ResponderEliminar
  3. Pues este tema está de moda... Más de moda.... Desde ayer

    ResponderEliminar