lunes, 25 de noviembre de 2013

CRÓNICA: AWALÉ PARA NIÑOS


Las reglas para empezar a jugar al awalé son muy sencillas
y se pueden aprender en 5 minutos.
 Al ser reglas tan sencillas puede jugarse  a partir de los 5 o 6 años.
En este juego los niños tienen que contar,
buscar una  estrategia
 y pensar en global,
ya que además de pensar en ganar tiene que estar atento de  que tu adversario “no pierda”.
 
 
 
PRIMERO debemos saber que hay 2 partes "TERRITORIO":
 la parte inferior es del Jugador 1 y la parte superior es del Jugador 2.
Con 6 cuencos cada parte, donde se siembra y se cosecha. 
 
SEGUNDO colocamos 4 fichas "SEMILLAS" en cada cuenco; es decir, 48 fichas.
 
TERCERO elegimos al azar quien empieza primero, por ejemplo el Jugador 1:
por ejemplo, el Jugador 1 cogerá las 4 semillas de uno de sus cuencos
y las distribuirá una por una en los cuencos siguientes,
 en sentido contrario a las agujas del reloj.
 
 
 
CUARTO por ejemplo, si  el Jugador 2 distribuye las semillas de su 2º cuenco.
(Un cuenco podría albergar hasta 20 semillas,
 y algunas semillas podrían dar más de una vuelta al tablero)
Así seguiríamos jugando continuamente.
 
QUINTO el objetivo del juego es capturar semillas
y se consigue cuando la última semilla cae en un cuenco del otro jugador
que tiene 1 o 2 semillas.
 
SEXTO las semillas capturadas se colocarán en el CUENCO DE CAPTURA.
 
¿CUÁNDO TERMINA EL JUEGO?
El juego termina cuando todos los cuencos
del lado de un jugador están vacíos y le toca a él jugar,
 teniendo en cuenta que un jugador no puede dejar vacíos los cuencos de su adversario
si todavía puede colocar semillas en ellos.
 
Tampoco se pueden capturar todas las fichas del adversario
 y dejarle sin semillas para jugar.
 
¿Os animáis a practicar?
 
En una próxima entrada conoceremos más sobre el awalé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario