jueves, 17 de septiembre de 2015

DIY: WALDORF: PLIM PLIM

Estaba yo pensando cómo preparar una cuerda de la belleza,
que no es más que una cuerda con fotos naturales de la naturaleza o de otros temas,
para que mis 3 monitos vean cómo es lo que nos rodea "de verdad",
no con dibujos infantilizados, que es como suelen venir en los libros para niños.

La idea original, de María Montessori,
es exponer las láminas en marcos y colgarlas como un cuadro en la pared,
a la altura de los ojos (del niño, claro)
pero no tenemos ni tanta pared libre para colgar tanto cuadro,
ni tampoco tenemos mucho tiempo para estar poniendo marcos y quitando
(para renovar las láminas de vez en cuando)

Así que aquí encontramos una idea aceptable de lo que nosotros necesitábamos.
Digo aceptable, porque aunque la idea de la cuerda era y es buena,
no me convencía, tener  que comprar "otro" artilugio...
prefería usar nuestras manos para crear algo más personal
y desarrollar a su vez, esa parte del cerebro que se estimula al tejer.



"¡Seguro que hay algo que se pueda crear usando la pedagogía Waldorf!" me dije

Y entonces encontré el PLIM PLIM
en el blog "De mi casa al mundo"

Y cuando les dije a los peques que haríamos magia...
se pusieron tan contentos que nos pusimos manos a la obra
elegimos la lana, y las canciones y éste es el resultado.

Cuando tengamos la CUERDA DE LA BELLEZA preparada,
os la mostraremos, seguro.

De momento, disfrutad creando vuestras cuerdas mágicas,
y dándole las utilidades que se os ocurran.




2 comentarios:

  1. no sabîa que se llama plimplim! yo hacîa eso de pequenya, poniendo unas tijeras abajo para el peso y que girase bien!

    ResponderEliminar
  2. yo tampoco lo sabía, pero esto ya lo había hecho de pequeña también

    ResponderEliminar