miércoles, 2 de octubre de 2013

CRÓNICA: PRIMERA VISITA AL CASTILLO

Hemos decidido que este año visitaremos el Castillo de Ponferrada una vez al mes,
o hasta que nos cansemos, a los peque les encanta, a mi me relaja,
alguna cosilla vamos aprendiendo,
y si el tiempo acompaña, hay unas vistas espectaculares.
 
Así que hemos cogido una mochilita, para llevar agua y poco más,
 unos chubasqueros, por si quería llover,
y tímidamente nos hemos adentrado en esta fortaleza,
 tan cercana a nosotros
y a la vez tan lejana (ya que nunca habíamos entrado, desde que lo restauraron)
 
Llegamos con poco tiempo, 30 escasos minutos,
 así que apenas pudimos ver y disfrutar un par de cosillas,
 pero fue suficiente para saber que queríamos volver otro día... con o sin compañía...
 
Saúl corrió, saltó, tropezó, y miró por las cañoneras... más no se podía pedir...

Y Lucía, además de saltar, correr y disfrutar, aprendió lo que era una ALMENA

 
En esta foto se ven perfectamente las almenas, foto que corresponde a http://www.saposyprincesas.com/actividad/leon/destacados/recomendados/castillo-templario-de-ponferrada/
  (donde encontraréis un poco de historia del Castillo)


 
 
 
 
 
Para aquellos que os apetezca entrar, que sepáis que hasta los 12 años no se paga,
que los miércoles la entrada es gratuita,
 y los domingos también con la tarjeta ciudadana (es decir, ponferradinos y ponferradinas)

 
 
Y como va de castillos,  os traigo un cuento de princesas...
que, por lo menos en nuestra casa, ha hecho pensar si ser princesa está guay, o es mejor no serlo...
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario